Portadas_QCQ_Mapa

El cambio de la calle, los distritos lo sabían

Cambio. La palabra y petición que más he escuchado en los casi tres meses de rutas por los barrios para conocer qué Coruña quiere la gente ante las municipales es cambio, un giro que tras el escrutinio del 24 de mayo ya tiene cara y nombres (10 ediles Marea Atlántica, 10 Partido Popular, 6 PSdeG-PSOE y 1 BNG Asambleas Abertas). En la calle se sentía el vuelco electoral, los distritos lo sabían.

En O Ventorrillo (distrito 10) Elena Patiño Iglesias atinaba cuando, una mañana de marzo, apostaba por “un cambio de arriba a bajo”. “Confío en que estas elecciones sean distintas y que no gobiernen los de siempre. Parece –pronosticaba– que la cosa va a estar reñida, así que van a tener que pactar entre ellos y eso va a ser bueno para la gente”. En la misma línea, Pilar Abuín Quiroga (Novo Mesoiro, distrito 9) advertía que el hartazgo de los ciudadanos iba a dar fuelle a las nuevas formaciones. “Estamos enfadados y desilusionados” describía antes de añadir que “hay que tener esperanzas de cambio, hay que probar con otras alternativas y darle la oportunidad a gente que se presenta con ganas de cambiar las cosas”. Azucena Martín Martín (Eirís, distrito 8) sentía un día de abril que “los partidos políticos están muy alejados de la gente, viven en una nube y no están en el día a día”. “No sé qué asesores tienen –añadía– o en qué reflejo ven las cosas pero están alejadísimos de la realidad”. Sin pudor por admitir la dirección de su voto, Enrique Aguiar Mirás (Os Castros, distrito 7) reconocía ante un café de sobremesa que iba a respaldar a “los que vayan con Podemos porque se necesita un cambio, los que están ya nos han aburrido y necesitamos que las cosas cambien de verdad”. Desde el punto de vista de Marco Antonio Rodríguez (Mercado de las Conchiñas, distrito 6) había llegado el momento de apostar por “un cambio radical porque esto así no va, si los que mandan no han hecho nada hasta ahora significa que ya no lo van a hacer, así que hay que probar con gente nueva y no tener miedo porque peor no vamos a estar”. En el campus de Riazor (distrito 5), Carlos Diz interpretaba los comicios como la primera piedra para “restar fuerza a los de arriba”, mientras que Juan Ramón Ríez (Sagrada Familia, distrito 4) señalaba que “lo que llevamos haciendo durante treinta años tal vez no sea bueno que se repita otros treinta años más, cuando cambiemos de mentalidad tal vez empezaremos a ver cosas nuevas y mejores”. En uno de los pocos parques con árboles que dan sombra de Cuatro Caminos (distrito 3), Félix Vázquez Fernández demandaba a principios de mayo “un cambio inteligente, con nuevas estructuras intelectuales, porque con traje y corbata no se gobierna a los ciudadanos, hay que remangarse”. Para Juan Manuel Seoane Vázquez (Monte Alto, distrito 2) la “única alternativa que hay ahora mismo para que cambien las cosas es ir a votar”. Y María Teresa Pita (plaza de María Pita, distrito 1) matizaba que “el verdadero cambio se producirá cuando desaparezcan las mayorías absolutas que lo tumban todo, cuando estén obligados a pactar y a debatir para llegar a puntos de encuentro”. En la calle estaba el vuelco electoral, la explicación a la subida de Marea Atlántica y la bajamar del bipartidismo. Al repasar mi rutas, al releer los testimonios, veo que no hay un distrito donde no aparezcan las ansias de cambio. Esto no significa que nadie respaldara al PP o al PSOE, no. La hostelera Carmen Pérez Pérez (distrito 10) defendía que la ciudad sólo podía mejor si ganaba Negreira porque “como gane Podemos va a acabar con todo”, en Eirís muchos vecinos valoraron las obras en infraestructuras del último mandato y Aziz Lebaty Bright (distrito 4) reconocía que prefería los partidos tradicionales porque tenían experiencia en la gestión y porque “Podemos no es el salvador de España”. Pero la apuesta por el cambio encabezó –junto a la lucha contra el desempleo, la necesidad de políticas que atiendan a la gente y los pactos entre partidos– la lista de peticiones de las cien coruñas que forman, con los candidatos al 24M, ¿Qué Coruña Quieres? Los distritos lo sabían, sólo había que salir a escucharles.

María Figueiral

1Comentario
  • Roto Day

    30/05/2015 en 12:09 Responder

    La estadística bien trazada suele acertar..

Publica un comentario

Share This