Portada_QCQ_D10

DISTRITO 10: O Ventorrillo y Vioño quieren más voluntad política para reducir el desempleo

Hago caso al lema de la Compañía de Tranvías que dice “vaya donde vaya, vaya en autobús” y subo en la calle de San Andrés a uno de la línea 7 para llegar al ambulatorio de O Ventorrillo, mi punto de partida para recorrer el distrito 10. Dejo que pasen delante los usuarios de la tarjeta Millennium, viajeros expertos y poco pacientes con las vueltas de los que sólo compramos billetes sueltos, y al subir de última me recibe un caluroso y sonoro “¡buenos días, son las diez de la mañana!” de Pepa Bueno en la Cadena Ser. La locutora hace de hilo musical y es la única que habla, los pasajeros miran en silencio sus móviles como si en las pantallas hubiera más paisajes que tras los ventanales del autocar y su concentración me lleva a sacar el mío para comprobar que he descargado bien la aplicación de grabadora de voz y que no he olvidado la libreta. Todo en orden.

Manuel CondeEn la parada de taxi del centro médico hablo con MANUEL CONDE MOSQUERA, un taxista que estira las piernas al lado de su coche y espera la llegada de clientes conversando con unos compañeros. Necesita unos minutos para pensar ¿qué Coruña quiere? y tras una breve reflexión solicita una ciudad “más verde y ecológica, más social, con más empleo y con menos túneles”. Las sumas y restas de su discurso no tendrán solución en las urnas del 24 de mayo porque, en su opinión, “no hay voluntad política para atender los problemas reales de la gente”.

Pilar MeizosoLos atascos que rodean al centro de especialidades y el ritmo acelerado de la circulación se cuelan en el interior de la panadería donde trabaja PILAR MEIZOSO y, en cierta manera, influyen en sus deseos. “Me gustaría una ciudad sin tráfico –pide– más peatonal y donde se ponga en marcha ese proyecto de crear una gran estación donde la gente de los alrededores pueda dejar el coche para después moverse en bus”. Meizoso considera que “los atascos son insoportables y no se arreglan ni con la tercera ronda, ni con la cuarta y ni con una quinta, esa carretera es para madrileños pero para los coruñeses no es una solución”. Y lo dice con cierto conocimiento porque cada día se desplaza desde el área metropolitana para trabajar en A Coruña.

Iciar FernandezEn la zona de Salvador de Madariaga se para la mañana, desaparece el ruido del tráfico de la avenida de Finisterre y sólo se percibe movimiento en el interior de la escuela infantil de O Ventorrillo. La directora, ICÍAR FERNÁNDEZ ALBERTI, deja el papeleo de su despacho para señalar, con tono pausado, que quiere una urbe “donde quepa todo el mundo, donde todo el mundo tenga una vida lo más feliz posible y plena”. No aspira a conseguir sus peticiones tras las municipales porque cree que es un sueño muy personal y que quizá no comulga con las aspiraciones de la mayoría.

Elena PatinoLa conversación con Icíar da tiempo a que aparezcan más vecinos en la plaza. Sentada en un banco, en compañía de un pitillo y su perro Tolo, ELENA PATIÑO IGLESIAS tiene ganas de hablar de las elecciones de mayo porque cree que se necesita “un cambio radical en todo, con más empleo y servicios, con mejor educación y sanidad”. Patiño lo tiene claro y lanza toda una declaración de intenciones: “Estoy dispuesta a que haya un cambio de arriba a bajo, ¡ni de broma me quedo este año sin votar! Confío en que estas elecciones sean distintas y que no gobiernen los de siempre. Parece, además, que la cosa va a estar reñida, así que van a tener que pactar entre ellos y eso va a ser bueno para la gente”.

Jose NovoEl frutero JOSÉ NOVO GARRIDO comparte las ansias de cambio de Patiño. “Esta pandilla –en alusión a los actuales miembros de la corporación municipal– nunca fixo nada polo pobo. Nos últimos quince anos aquí ninguén inaugurou unha fábrica ou empresa, solo fan rondas, pontes e historias que non axudan á xente. Se necesitan postos de traballo”, defiende. Para Novo “os políticos non están preparados, antes para ter poder a xente metía aos fillos a curas e agora para políticos”. “A proba –continúa– está nas cousas que se ven, como as ministras que xogan no Congreso ou os que gastan o diñeiro en parvadas. Unha persoa preparada non fai iso porque ten conciencia do que valen as cousas”. Por todo esto, Novo Garrido reconoce sin reparos que votará en mayo a quien vaya con Podemos.

Eduardo CandalLa energía de este comercial que atiende a sus clientes por su nombre me impulsa a bajar la ronda de Outeiro con destino al parque de Vioño. En el camino me encuentro con EDUARDO CANDAL PEÑA que recoge unos papeles con su cepillo de barrendero sin levantar la vista de la acera y ajeno al barullo de la hora del recreo en el colegio de la Sagrada Familia. Para Candal el futuro pasa por conseguir “personas más solidarias, más humanas, más educadas y con más respeto hacia la ciudad”. Apoyado en el mango de madera de su utensilio de limpieza, Candal narra la distancia que percibe entre el respeto que tenía él a sus mayores cuando era niño y la actual falta de valores de los jóvenes. La educación en principios encabeza sus preocupaciones, pero cree que la solución no está en los programas electorales porque “falla todo el sistema”.

Patricia MaronoMe adentro en la zona verde y, tras unas horas de caminata, mis pies agradecen el césped mullido casi tanto como los dos perros Golden de PATRICIA MAROÑO las carreras al aire libre. “Quiero una Coruña más permisible con los animales porque las normas actuales me limitan mucho en mi día a día”, escoge la joven para su lista de deseos. “En teoría –razona– no se pueden tener sueltos en ningún parque, sólo hay un recinto habilitado en Santa Margarita que con cuatro perros se llena y no está nada cuidado, así que si los paseas por otra zona verde en cualquier momento puede venir un policía y multarte con hasta 300 euros”. Patricia lamenta que “ningún partido se preocupe por estos temas porque, aunque parezcan asuntos poco importantes, son los que facilitan la convivencia entre todos”.

CarenMi ruta por el distrito 10 llega al centro cívico de Os Mallos. En la espaciosa sala de actividades decenas de ancianos se reúnen para jugar al dominó y las cartas mientras una joven, en el extremo opuesto de la habitación, escribe y se aísla de los comentarios en voz alta con la música de sus cascos. Me acerco con cuidado y enseguida deja sus deberes para atenderme. Antes de que podamos presentarnos bien, una empleada del edificio municipal nos interrumpe. “Aquí nadie puede dar su opinión sin el consentimiento de la directora”, me advierte. Le digo que no lo entiendo, que sólo quiero hablar con esa chica, pero no le vale. “Aquí no”, insiste alzando la voz y poniendo los brazos en jarra. “Y si salimos a la puerta, ¿nos deja?”, le pregunto. “Claro, en la calle haz lo que te dé la gana”, me responde con peor tono todavía. La joven me acompaña sin dudarlo y con media sonrisa en el rostro porque mi tensión con la funcionaria le hace gracia, a mí ninguna. En la calle me entero de que se llama CAREN ARCE RODRÍGUEZ, vive en A Coruña desde hace cuatro años, es de origen peruano y estaba estudiando inglés cuando la interrumpí porque “aquí necesitas estudios para todo –explica– mientras que en mi país se puede conseguir empleo de cualquier cosa sin apenas formación”. Caren sabe, sin embargo, que su futuro de momento no está en su país natal y por eso busca una ciudad “con trabajo, más tranquila por las noches y con conductores que respeten más a los peatones”. La política le resulta ajena porque cree que “al final todo es lo mismo y todos son iguales”.

IssaLa amabilidad de Caren se repite en ISSA MAGASSA DIAKITE que hasta me facilita su DNI para que copie bien su nombre y así evitar que le acabe llamando Isaac, como le pasa siempre. Reparte publicidad por los buzones de la avenida de Arteixo sin perder la esperanza de “encontrar algún día un trabajo estable como fontanero”. De origen malí, el joven lleva nueve años en A Coruña y ya ha trabajado de comercial, soldador, camarero, ayudante de cocina, peón y está convencido de que su sueño de ganarse la vida como fontanero no depende de la persona que ostente el bastón de mando de María Pita.

CarmenLa hostelera CARMEN PÉREZ PÉREZ considera, en cambio, que las siglas del gobierno local condicionan la evolución de la ciudad. Con seguridad opina que “ya tenemos la mejor Coruña posible, sólo hay que ver cómo ha cambiado este barrio en los últimos años, y mejorará aún más si vuelve a ganar el Partido Popular porque como gane Podemos –avisa– va a acabar con todo”. Pérez cree que el equipo de Carlos Negreira necesita un mandato más para demostrar su gestión y, aunque en su bar no se habla de estas cosas “para evitar conflictos”, lo apoyará sin condiciones.

Mi recorrido de cuatro horas por el distrito 10, por O Ventorrillo y Vioño, acaba como empezó, en un autobús de la línea 7. En el camino de vuelta repaso el resultado de los diez testimonios:

  • Prioridades para el futuro: más empleo, más servicio, más zonas verdes y menos tráfico.
  • Votos a favor del actual gobierno local: 1.
  • Necesidad de cambio: 7, dos rotundos y cinco ojalá.
  • Confianza en las municipales: poca o casi ninguna.
  • Participación: 7 irán a votar, 1 no lo sabe y 2 ni se plantean acudir a su colegio electoral.

María Figueiral

8 Comentarios
  • Isabel Mariño

    20/04/2015 en 12:01 Responder

    Enhorabuena por este proyecto. Me parece una idea estupenda que, ojalá, cuajase en esa ciudad que los coruñeses desean. Feliz andadura

    • María Figueiral

      20/04/2015 en 18:37 Responder

      Muchas gracias, me alegra que te guste el proyecto. He hecho eso que tanto hacíamos como plumillas de una redacción local, sólo que con otro formato. ¡Y hay más, diez distritos, cien personas dan para mucho!

  • sonia

    20/04/2015 en 16:15 Responder

    Enhorabuena por la web!! Es una idea original y fresca, alejada de los despachos y próxima a la calle.

  • María Figueiral

    20/04/2015 en 19:32 Responder

    Esa es mi intención, salir a la calle y saber qué quiere y qué espera la gente de las próximas municipales. Muchas gracias por el apoyo!

  • Sonia Hermida

    20/04/2015 en 20:57 Responder

    Noraboa pola iniciativa, María.Avante toda!!

    • María Figueiral

      20/04/2015 en 21:21 Responder

      Gracias Sonia! E para diante sempre!

  • ana

    20/04/2015 en 23:23 Responder

    Enhorabuena!!!!!!!!!, un nuevo proyecto en una Ciudad que mira hacia adelante.
    Sigue así,

    • María Figueiral

      21/04/2015 en 09:17 Responder

      Gracias! He aplicado eso que tantas veces te he odío decir: “sin complicación no hay emoción”

Publica una respuesta a ana Cancelar la respuesta

Share This