Distrito 2

DISTRITO 2: Monte Alto quiere recuperar las tradiciones para lograr una ciudad más auténtica

angel-aurea

En los bancos de la fachada principal de la Asociación de Vecinos de Monte Alto, ÁNGEL RODRÍGUEZ NOVO y ÁUREA CAMBÓN CALVO se protegen del sol con unos improvisados y llamativos cucuruchos de papel de periódico. Las noticias han acabado en su cabeza, pero no se la rompen, y tampoco les importa parecer gnomos porque los rallos ciegan y su charla les aísla de las miradas. Ángel colabora en la organización de las excursiones del centro cívico a las que asiste Áurea con su marido, se han encontrado cuando ella se dirigía al dentista y conversan antes de que llegue la hora de la consulta. Me hacen un hueco en el banco y dejan que mis preguntas se cuelen en su mañana. Rodríguez quiere para el futuro “la ciudad que hay ahora mismo, pero con mejor reparto de las obras porque en el centro se hace mucho mientras que en el Campo de Marte, por ejemplo, reforman muy poco y a veces no hay ni donde sentarse”. Cambón pide que se instalen aseos en los parques y que aumente la presencia policial porque “hay mucho vandalismo y a veces cuando se hace de noche no puedes caminar tranquilo”. Su amigo apunta que “ahora no ves a un guardia por la calle y pasas por el cuartel de Orillamar y están todos los coches de patrulla aparcados”. Y ella responde: “eso es para recortar gastos, no ves que recortan en todos los servicios”. El debate a dos se calienta y no por el tono, que en todo momento es amistoso, sino por el calor y estoy por pedirles que me presten un rato uno de sus cucuruchos, ahora entiendo que les dé lo mismo el qué dirán. Ninguno irá a votar en mayo porque “ves que es mentira tras mentira –dice Ángel–, todos roban, no hay vergüenza y aquí no pasa nada”, a lo que Áurea añade que “los políticos no tienen en cuenta a la gente y te desanimas porque lo que hacen no tiene nada que ver con lo que necesitas”.LEER MÁS

0